sábado, 27 de abril de 2013

Review: Iron Man 3



En el 2008 Jon Favreau fue elegido para dirigir un arriesgado nuevo proyecto de Marvel: La adaptación cinematográfica del Invencible Iron Man. El resultado fué una de las mejores películas de superhéroes de la historia, a la que rápidamente se autorizó una secuela dirigida por el mismo Favreau, Iron Man 2 que a pesar de introducir a un mejor villano y al aliado War Machine, no llegó al nivel presentado en la primera. Para rescatar esta franquicia se decidió elegir a Shane Black para dirigir y escribir el guión. He aquí los resultados:

Iron Man 3 toma lugar inmediatamente después de The Avengers, y trae de regreso a un Tony Stark (Robert Downey Jr.) sufriendo secuelas psicológicas de lo acontecido en Nueva York, también vuelven Pepper Potts (Gwyneth Paltrow), James Rhodes "War Machine" (Don Cheadle). Mientras Tony y Pepper se reencuentran con un enemigo corporativo Aldrich Killian (Guy Pearce), quien con la tecnología Extremis convierte a veteranos de guerra discapacitados en seres biotecnológicos con poderes térmicos y la capacidad de regenerarse, la seguridad de E.U. se encuentra amenazada por el Mandarín, un terrorista que siembra el terror de la nación cometiendo múltiples atentados; en uno de ellos Happy Hogan (Jon Favreau) amigo de Tony resulta gravemente herido, por lo que Tony toma el asunto personal y reta públicamente al Mandarín  quien en respuesta bombardea la casa de Stark. Sin ningún recurso mas que un único traje, Tony deberá encontrar al Mandarin y derrotarlo para asegurar la seguridad tanto de América como de Pepper.


Así como se plantea la historia suena bastante interesante ¿No?, incluso la miniserie Extremis es uno de los mejores historias del cómic de Iron Man. Lamentablemente dicha historia es llevada un tanto… rara. La primera hora de la película es demasiado floja, en realidad se trata de pura palabrería boba y situaciones extrañas que a mi parecer no sirven de nada a la historia principal; hay demasiada comedia que aunque funciona de buena manera, nos quita la razón principal de ver esta película: Guamazos y Tony Stark.


Pero creo que el error más grave de toda la película es: Hay demasiada inestabilidad en cuanto al tono de la película, podemos ver decisiones en cuanto a los personajes que nos dejarán con un tremendo  ¿JUAT? en la cara.Vamos por partes: 

A pesar de que vemos un interesante avance en cuanto a toda la tecnología de Tony Stark, el mentado traje Mark 42 es… medio chafa. Y con todo ese rollo de la destrucción de la mansión Tony usa el traje muy pocas veces y no hay nada de acción con el, salvo en unas pequeñas partes.

War Machine, (lo mejor de Iron Man 2) es prácticamente ninguneado en esta secuela, a pesar de su cambio a Iron Patriot (¿Por qué? Ni me pregunten) y de aparecer en todos los trailers y propaganda como un personaje de gran participación…. No dispara una maldita bala.

En el comic, El Mandarín es el más grande villano de Iron Man: Controla la magia, tiene sus 10 anillos con poderes especiales y tiene acceso a amplios recursos tecnológicos y bélicos. Todo pinta para uno de los mejores villanos del cine de superhéroes… y no entiendo como diantres pudieron arruinarlo de una forma tan ridícula  No daré el spoiler, pero de verdad, es el insulto más grande para un villano, tanto que resulta ser más patético que Venom (Spider-Man 3) o Parallax (Green Lantern). Aún no me recupero de esta enorme mentada de madre….

Como sea, puntos buenos: Robert Downey Jr. “Nació para este papel”  dijo Stan Lee. Simplemente es un deleite verlo interpretar al personaje. La contraparte actoral recae en Guy Pearce interpretando a Aldrich que aunque no se entiende por completo su motivación, al final en serio es un villano intimidante. A pesar de que se sustituyó gran parte de lo que debimos ver de acción por comedia, esta funciona, y realmente hace los momentos mas flojos muy divertidos. Los efectos especiales son bien ejecutados y brillan en las escenas de acción, entre las que destacan la destrucción de la  Mansion Stark, el rescate en el Force 1 y la batalla final. (Eso sí, no se vayan con la finta, no vale la pena verla en 3D.)


En conclusión, Iron Man 3 tiene absolutamente todo para ser LA película de superhéroes, pero debido a unas decisiones exageradamente raras y un tono muy inestable no lo logra. Es divertida y entretenida, pero no cumple ninguno de los estándares impuestos por la primer parte. Yo solo espero que esta no sea la conclusión de la franquicia, ya que como tal simplemente no funcionaría.

6.5 de 10


May the force be with you...

6 comentarios:

Fernando dijo...

Bien Dicho César.

CM Skywalker dijo...

Bien dicho bicho? :P

WarrioR dijo...

Muy buen post, me la he pasado opinando en tantos blogs de la peli, que en este solo dire, estubo regular.

Pero lo del mandarin fue genial jaja, nos trollearon un poco, pero que divertido XD.

CM Skywalker dijo...

Ahora que mencionas eso de Trollear, pues sip. Shane Balck dijo alguna vez que el Mandarin era un chiste racista y que no apareceria en Iron Man 3. Cuando en el trailer y posters vimos ue seria intepretado por Ben Kingsley todos nos emocionamos y creimos que todo seria genial...

Pero como dices... nos trolleo de una manera inimaginable...

Pero eso no le quita lo OGT

Omar Garibo Flores dijo...

Como película en general está muy bien (un producto más que notable en su género).

Como adaptación tiene sus tropezones, pero pasa.

Como producto para complacer a los fans del cómic: Una trolleada y un insulto casi total (sobretodo en lo que refiere a El Mandarín)

CM Skywalker dijo...

Pue si, tienes razon. Puede tener exito entre los no aficionados al comic. Pero aun asi su calidad cinematografica no esta al nivel de la primera....